Te queremos M.A.

 

Una mañana te vi por última vez, no sabía que estábamos ad portas de una despedida; de haberlo sabido me habría aferrado a ti como en ciertas ocasiones lo hice. Tu mirada perdida, extraviada, gran parte del tiempo en otro lugar; pensabas quién sabe en que, tal vez soñabas tener una mejor vida, tal vez encontrar el amor de tu vida, o te sentías triste por no poder compartir con nosotros otras condiciones de vida. Aún así te esforzaste mucho, física y psíquicamente, madrugabas y trabajabas todo el día aunque nadie te diera las gracias por tu esfuerzo. En medio de las dificultades tuve la más hermosa caja de colores que recuerde, con  ella pinte a superman volando por un bosque, pinte una casa llena de jardines y cuando tú me pintaste ese burro lanudo, yo enojado lo borre y te dije que había quedado muy feo y en seguida lo reemplace por otro con líneas más finas pero que no expresaban la verdadera esencia del despelucado pelaje de las mulas. Aunque pedí al niño Dios una bicicleta tú hiciste lo posible por regalarme una camioneta, para ello me enviste a dormir a las 5 de la tarde para que el divino niño llegara temprano, y ya que a él no le gustan que lo vean, y si los niños están despiertos no les trae regalo. Desbarate el pesebre bendecido por el padre y que habías construido con cintas de casetes viejos y en desorden donde acomodaste a María y José a esperar al niño. Te fuiste bajo la luz vespertina y al llegar la noche aún no regresabas; entre un juego de canicas mi hermano y yo pacientes, seguimos dando pipos y echando al hoyo grandes bolas chinas esperando se dibujara tu silueta entre las curvas del camino que te traería de regreso a casa. La mirada se canso de divisar el horizonte, la voz se canso de preguntar por ti, los pies se cansaron de recorrer, las lágrimas cesaron de correr y hasta el sol de hoy aún en nuestro anhelo volverte a ver.

Carlos A.

Anuncios

Una respuesta

  1. Carlos, a pesar de lo triste de tu relato, escribes muy bien, relamente logras transmitir tus sentimientos. La verdad me comoviste. Sigue así, tienes mucho talento y madera como escritor. 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: