Agradecimiento

25/05/2009
Hay algo que siempre ha hecho cuestionarme y aunque a veces logro responderme sobre este interrogante me doy cuenta que son sólo soluciones momentáneas, no certeras y convincentes. Es el de si ¿en realidad existe un “destino”?, algún fin u objetivo que con antelación a sido asignado…

Pero asiéndole un zoom a la palabra “destino” vemos como detrás de esta se esconde un significado nocivo y poco humano. Estar destinado a algo sería el ser acreedor de un fin por el cual no se puede decidir: lo tomo, lo dejo; porque no hay alternativa de opinión o consentimiento, ya que simplemente “debes hacerlo, debes vivirlo”.

Y es que en la vida a través del incesante transcurrir del tiempo nos vemos inmersos en situaciones que ocasionan un gran impacto en el momento que las vivimos, ya sea  por la alegría que generan o por su papel de cambiar la polaridad que vivimos en un instante dado (negativo a positivo o viceversa), estas situaciones nos llevan a veces a pensar  que no son simple casualidad si no, el resultado de un plan ya previamente elaborado y destinado a un espacio y personajes “elegidos”.

Resulta asombroso el hecho de que a partir de eventos con focos distantes y dispersos se pueda llegar a un punto en el cual todos convergen creando un cuadro de características únicas.

A partir de diferencias en tiempos, en edades, en pensamiento o ideologías, en sexo, creencias, lugar de nacimiento u ocupaciones aún así puede llegar un momento en el cual el parámetro diferencia pierde su importancia ya que se pasa de tener montañas de estas a tener un punto de acuerdo o punto de interés compartido, y basta con ello para que el resto de incompatibilidades a partir de ese nodo de entendimiento permitan seguir siendo entendimiento en medio de las diferencias.

La vida se puede imaginar como una línea recta que avanza sin tregua, y a medida que esta lo hace puede ser alcanzada por eventos provenientes de cualquier parte del espacio-tiempo impactándola y pudiendo conllevar a que la línea cambie su dirección en el espacio pero aún así continúe avanzando. Sería impredecible definir la ruta exacta de esta línea a través del tiempo y el llegar a lograrlo sería demostrar que esta tenía un camino predestinado una  vez salió de su punto de partida, sería haber hallado su destino en un tiempo y espacio definidos.

 

 

 

Sin duda alguna en la vida me eh encontrado con eventos de diversa índole desde buenos hasta malos, que han influido en que camine un camino que jamás imaginaba que iba a recorrer, pero existen eventos que impactan en mayor medida que otros y esos son los que contribuyen a enrutar  el diario vivir a un fin determinado. Uno de esos buenos eventos ha sido el cruzarme con una fundación que me ha abierto muchísimas posibilidades y me ha permitido el poder optar por una transformación hacia una instancia muy positiva y humana. Instantes como estos son los que te hacen sentir que eres una persona muy afortunada al contar con el apoyo de otras que con intereses e ideologías diferentes hacen un esfuerzo para que construyas tus propios intereses y tu propia existencia.

En todo caso el haberme cruzado con ustedes, ya sea por cosas del destino o por la casualidad de la vida es algo que le agradezco mucho al creador, y a vosotros por hacer posible la sonrisa de tantas personas.

 Gracias, Fundación FAMICAFÉ.  

Carlos A.

Anuncios

There are no comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: