Cuando una ilusión llega…

Tengo una ilusión que ronda mi corazón

¡Pero que puedo hacer! si tu sonrisa me cautivó

siento el palpitar de mi pecho acelerado

cada vez que intentas acercarte a mí lado.

Pero aun así mucha precausión manejo

por la atracción que en mí provocas

y a pesar de extrañar  tu boca,

labios carmín, delgados que provocan.

Otra pasión me acusa, fúlgida y acelerada

una decisión tomar sabia y acertada

sí  aceptar tu mano y dejarte en la madrugada

o renunciar a ella y  continuar como si nada.

nada, nada, nada no quiero, porque este sendero

caminarlo con tigo prefiero,

consiente soy sincero, dos opciones me dejas:

llevarte bajo la lluvia,

 y cubrirte de fango mientras me besas.

                                                                                  Carlos A. Montoya

Anuncios

Una respuesta

  1. …Me estremece el corazón al leer estas lineas, sabes ya mucho de mi, nada te he ocultado; con el tiempo iras descubriendo de lo que te puedo ofrecer. Un beso

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: